He abierto para ti la puerta del confin del mundo, donde mares plagados de monstruosas Pesadillas, se vuelven calma, enroscados como dulces olas  al llegar a las playas.

María Carmen Hinojal

Por AMALIA CORDERO

Maria Carmen se me apareció un día con el sol. Y llegó, sus palabras: ‘’así como mis obras que “avanzan pasito a pasito”. Ella se levantaba y yo a punto de irme a la cama. La diferencia horaria no fue una barrera para conocernos en el intercambio de ideas y coincidir en nuestras preferencia por la paz de la naturaleza, los trenes y los barcos, de los que casualmente habíamos escrito. Así comenzó una amistad que aprecio por la confianza y seguridad que he recibido  de su lado.  El primer contacto fue  un comentario sobre algo que escribí. Esa ternura que desborda su mirada me contagió con la frescura del Concierto de Aranjuez que fue compuesto muy cerca de  donde ella nació.  Si Juaquín Rodrigo se inspiró en el paisaje por donde corre el río Tajo, bordeado por su antiguo muro de contensión, ella también absobió la apacible calma que transmite ese paisaje. Sobre él me escribió: ‘’Por donde suelo pasear para inspirarme. Es un lugar apacible y también ideal para escribir.’’

María es una luchadora que no se ha dejado vencer por las adversidades de la vida. Encontró en  la literatura un refugio para su talento que le permite penetrar cada historia y destilar su belleza. Su obra se caracteriza por ser una narrativa muy ágil, de cuidada redacción.  Mira lo cotidiano con halo de poesía que propicia su habilidad para mezclar la realidad con la leyenda. Lo que escribe viene adornado con la fantasía  que va adecuando  a sus obras de suspenso, misterio y hasta de un poco de terror, que se reparten  en novelas cortas,  poemas, relatos y microrrelatos de prosa fluida donde se muestra, sutilmente la cultura de la escritora.

La  novela, La Corte del Crisantemo, propuesta para el Premio Literario de Amazón, es una novela juvenil, apta para lectores de más de catorce años y trancurre en el Japón milenario. Atrae desde la primera imagen. Los colores escogidos de fondo tienen el tono que se logra en los paisajes de la alfarería japonesa. No trata de Geishas, ni es para nada historias de Yacuzas, ni de Ronin.  Las letras en color amarillo, con rasgos de la escritura  tradicional y la estampa de la muchacha del kimono, aportan la luminosidad de un rayo de luz, como pórtico. La trama  se mueve entre el libro de aventuras y de las costumbres. Armo Alf ,considera:  …tiene la magia de las leyendas japonesas y la imaginación creadora de la escritora […] vamos a conocer desde la pobreza del pescador y su barca, el barro, los llanos, las montañas, hasta llegar a la corte del Crisantemo y el esplendor de sus salones.’’ 

En opinión de la escritora Lara Fuentes: ‘’Transporta inmeditamente al Oriente, a una época en la que la sabiduría dota de profundidad, cada detalle de la vida cotidiana, donde el poder de los elementos de la naturaleza se manifiesta en cada instante y solo hay que fijarse en ella para entender qué sentido tiene todo, por qué suceden ciertos hechos, dolorosos o no.’’  Están presentes las tramas de lo que ocurría en el interior de los  palacios tapizados de gruesas cortinas de misteriosos colores donde eran comunes y conocidos por los subditos, los conflictos entre emperadores, emperatrices y sus numerosas concubinas. Distinguidos con sus valores y sentimientos. Un pasado que exhibe el patriarcado en toda la gama de injusticia y discriminación hacia la mujer que al final la tenían como un objeto, un adorno representarivo. En  opinión de María Carmen, sus ‘’historias son muy atrayentes, conmovedoras, soñadoras que permiten al lector emocionarse a través de la recreación de cada suceso.’’

Nos trae historias reales con información cultural culinaria y de la moda elegante de los kimonos. La utilización de las hierbas como medicina tradicional, los hábitos refinados para  conducirse y atender las personas, la atención esmerada a la decoración de las viviendas y jardines. Tantas historias y leyendas  de una cultura enigmática.

Coincido con Elle Arce que ‘’en principio puede parecer que la trama gira en torno al protagonista , pero es  mucho más que eso ,es destino…y mucho más.’’

Por la forma en que está  contada   y cómo se tejen los detalles, en las narraciones,  involucra al lector para que sea un activo personaje. En relación con las  descripciones, Silvia Sanfederico Roca y yo, coincidimos en que …casi puedes notar el aroma del río, del pescado, de las esencias que impregnan el ambiente, por  lo que la lectura lleva al lector a recrear su espíritu y que decida convertirse  en uno más en la tripulación de este vuelo del que  traigo un fragmento, donde aparecen muestras de las imágenes que logra María;

    ‘’Un vientecillo fresco se desplaza con vida propia balanceando la barca y llevándola a la deriva mientras ellos se preparan para colocar las redes.

Sentados en la cubierta ven las nubes pasar, el cielo despejado y claro ameniza aquel tiempo de soledad. Quizás pasen años en volver  a reunirse de nuevo sobre la barca, dejándola a merced de las olas tranquilas , a la espera de que lleguen al banco de peces.’’

Falta pues, salir tras Hiroshi y Akane, que nos llegan desde la fina pluma de fuente de María Carmen Hinojal Amores, para disfrutar de sus conflictos en La Corte del

Crisantemo.