, es el Parque Güell, situado en el distrito de Gracia de la ciudad condal, la Barcelona en donde los artistas Anton Gaudí, Josep María Julol y Juan Rubio, desataron su creatividad sin límite alguno y cuya construcción se inicio en 1900 y se inauguró en 1926. Con una extensión de más de 17 hectáreas, el parque rinde un culto a las formas onduladas, donde las figuras de árboles frondosos y animales de muchas especies sostienen una infinidad de representaciones de la naturaleza que lo hacen único en el mundo. Esta es una mínima muestra captada por Jaime Flórez Meza quien, en compañía de Cecilia Marsal Pederzani recorren estos espacios donde la geometría y la luz, la imaginación y el sentido común desatan una tempestad de arte que no deja indiferente a nadie. (APL)